He acabado la carrera, he guardado la fe.

yiye

Poco antes de su muerte, el apóstol Pablo le escribe a su hijo espiritual la siguiente línea: “Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio. Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y EL TIEMPO DE MI PARTIDA está cercano” (II-Ti.4:5-6).

 

Pidiéndole al Espíritu Santo, podremos ver que en ningún momento el apóstol Pablo perdió el sentido objetivo de su misión en medio de su situación. El carácter de Cristo es evidente en sus palabras. El término en el original para la palabra “partida” no se refiere a la muerte, sino que señala el inicio de un viaje para el cual se han hecho todos los preparativos correspondientes. El apóstol estaba preparado para aquel momento, y dijo: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (v.7-8).

 

Cuando vamos a viajar hacia algún lugar, estamos contentos, y hacemos todo lo necesario para tal evento. En el camino de la fe, no debemos estar temerosos ni mucho menos tristes. La muerte es el real inicio. Es el verdadero viaje que los que creemos esperamos con fe.

Estoy seguro que el siervo, Joaquín “Yiye” Avila, alcanzó la victoria, porque para él su vida era una ofrenda que tenía fragancia agradable a Dios, por lo que estaba preparado para este viaje, peleando muy bien la batalla de la fe, en una excelente carrera guardando la fe. Ahora, su espíritu descansa en la presencia del Señor (He.12:23),esperando aquel día en que todos los que amamos al Señor, recibamos la corona de justicia que nos está guardada. No lo hemos perdido. Solo nos espera el día de Jesucristo, donde le volvamos ha encontrar.

Sign Up
%d bloggers like this: