HASTA DONDE HEMOS LLEGADO CON LAS PROFECÍAS FALSAS

He tocado este tema en algunas actividades y servicios, pero no había hecho una declaración como tal.

Llevamos tiempo viendo como el Sr. Efraín Rodríguez, de manera equivocada y faltando a las verdades y lineamientos Bíblicos, se dice llamar profeta utilizando mentiras o medias verdades para manipular al pueblo. Primero era que al morir mi compañero y hermano, el evangelista Yiye Ávila, que inmediatamente ocurriría una devastación en Puerto Rico, y todo el país y el mundo ha podido ver que eso no sucedió.

Sabemos que tarde o temprano un fenómeno de la naturaleza afectará a nuestra Isla, pero no seremos destruidos, porque contamos con el INMENSO AMOR de Dios por esta pequeña isla. Estés señor está obsesionado con promover a un Dios destructor, un Dios que infunde miedo para que le sirvan y lamentablemente está poseído de un espíritu de error para confundir. Según el mismo Apóstol Juan dice en primera de Juan 4 versículo 1 “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo”. San Pablo nos exhorta para que no seamos engañados de satanás, pues no ignoramos sus maquinaciones, él Apóstol nos dice: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz” 2 Corintios 11:14

También nos exhorta en cuanto a la profecía que la examinemos, la evaluemos, que no creamos a cualquiera que diga “así dice Jehová” o mensajes que distorsionen el mandato Bíblico. Este señor que se llama auto-proclama profeta, usa su método de miedo para su propio beneficio.

El Apóstol San Judas nos dice: “Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. !!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré.” Judas 1:10-11.

El apóstol San Pedro nos llama a: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;” 1: Pedro 5-8.
Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de fe y confianza, aún que andemos en él mismo valle de la muerte no temeremos mal alguno, porque Dios estará con nosotros” Salmo 23:4

A mi amado Puerto Rico le digo, que venga lo que venga Dios estará con nosotros y NOS levantaremos. Iglesia estamos en las manos de Dios y de allí nadie mi nada, nos arrebatará.

Lo he dicho muchas veces para que entiendan que en nosotros no hay temor alguno, mi esposa Belén, mi hijo Jorge Isaac y yo vivimos en un condominio a 17 pisos de altura y estamos preparados con Dios a vivir o a morir, pero sabiendo que es en las manos de Jesús, que solo ocurrirá su voluntad perfecta en nosotros.

Como la profecía de la muerte del Yiye Ávila, no funcionó como señal, ahora está vaticinando mi muerte y colocándola como una señal del cumpliendo de su falsa profecía. Mi vida está escondida en las manos de Dios, nacemos, algunos morirán y otros estarán hasta el arrebatamiento, yo NO vivo pensando cuando moriré, eso solo lo sabe Dios. Me importa estar siempre a cuentas con Dios, pero nunca he vivido angustiado por la muerte, vivo con la esperanza bienaventurada, como dice en 1 Tesalonicenses 4: 14-18 “Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor…”

Lo que suceda tarde o temprano no será por la palabra de un falso profeta obsesionado con el protagonismo, lo que ocurra puede venir por alejarnos de la protección divina de nuestro Dios, la reacción de la naturaleza o simplemente hay que entender que somos parte de un mundo afectado por los daños provocados por el mismo ser humano, pero SOLO Dios conoce el futuro para Puerto Rico.

Reafirmo que en nuestro país hay miles de personas buenas que aman y temen a Dios. Temer no es miedo, es respeto a nuestro Dios, y hay un pueblo que ha aprendido a ser fiel al Dios que servimos.

Yo, Jorge Raschke, sigo creyendo cada días más en su inmenso amor que en su justa ira, porque nuestro Dios es amor. “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” 1 Juan 4:8

Bendiciones, Jorge Raschke

Sign Up
%d bloggers like this: