Descubriendo Que el Agua Moja

bandera

La última vez que tuve la sensación de tristeza que hemos vivido en estos días, fue cuando orando por Panamá, el Espíritu Santo me dejó sentir la carga del país, y moje con lágrimas la bandera que sostenía entre mis manos.

Desde entonces entendí que había que despertar el amor por esta patria, frase que he colocado en muchas notas. Agradezco a todos los que reciben con agrado las notas en que abordo tópicos sociales y políticos, pues me permiten compartir, con el complemento indiscutible e infalible de la palabra de Dios, una fotografía o perspectiva de la actualidad en el concurso de opiniones generalizadas.

 

1.- En el terreno bíblico: El verso de I-Samuel 18:14, plasma el secreto del éxito del rey David, y lo considero el mas completo para la gestión de cualquier Presidente o líder. También se puede observar, como la imprudencia e insensatez personal, inician la declinación del reino de David. El lugar del rey era junto a sus tropas en el tiempo en que los reyes salen a la guerra, pero él envió a su General Joab (II-Samuel 11:1).

Todo aquel que sigue la acción del Kairos de Dios en el tiempo, observa claramente que de haber estado donde debía, no hubiera ocurrido la tragedia domestica que sufrió, al leer la sentencia de que “fue desagradable ante los ojos de Jehová” (II-Samuel 11:27).

 

2.- Un ejemplo contemporáneo:  Observando su descenso en las encuestas, el ex-Presidente George W. Bush, pregunto disgustado a sus asesores: “¿Acaso es un pecado jugar al golf? ¿Acaso no me he ganado el derecho de tener un día libre? ¿Porque a la gente no les molestó el que Reagan se fotografiara con estrellas de Hollywood, o que Clinton tocara saxofón y anduviera en motocicleta, mientras que a mi me atacan por una simple foto jugando al golf?

 

El secretario de Estado le respondió: “Porque cuando Reagan se fotografiaba con estrellas de cine, y Clinton tocó saxofón no estábamos en guerra, señor Presidente”.

No se imagina lo irritante que puede resultarle a una madre que perdió a su único hijo en Irak, el ver a su Jefe de las Fuerzas Armadas jugando al golf. Para su luto y dolor no hay domingos ni días libres. Ella le ofrendó su hijo confiando en que usted hacia lo correcto. Lo mínimo que usted puede hacer es corresponderle trabajando cada minuto, de cada día de cada año que perdure en el poder, ese mismo poder que ordeno que su hijo fuera parte de las tropas en Irak”.

 

El resultado fue que los estadounidenses no le perdonaron al ex presidente George W. Bush que se fotografiara jugando al golf en Camp David, frente a los graves problemas que tenía que enfrentar, y le perdieron el respeto aun aquellos republicanos que habían votado por él.

 

3.- En nuestro terreno: En mi nota “Espíritu de Confrontación”, señalé que las confrontaciones no eran nuevas, pero que llamaba la atención el vestido espiritual de éstas, y que concurrirían conmigo en que produjo una sensación de alzamiento agresivo temerario. Lo anterior actuó simultáneamente con la forma no esclarecida del cambio de diputados de oposición a la línea de gobierno, el levantamiento de los grupos indígenas, pasando por el escandaloso acto de un diputado (tomado en un acto corrupto), la secuencia de llamados de atención por parte de la iglesia Católica y demás, que son una cadena de acontecimientos, que por su forma y estructura espiritual, advertían de la necesidad de afirmar la oración para vivir quieta y reposadamente. ¡La diferencia entre mandar y gobernar era evidente!

 

En virtud de lo anterior, en el ultimo año, el Buen Señor en su misericordia, envió a dos grandes siervos (Nahúm Rosario y Jorge Raschke), los cuales trajeron una carta del cielo, y un mensaje enérgico respectivamente, señalado la necesidad de enseriarnos como pueblo del Señor frente al tiempo que vivimos; y una vez más las acciones físicas fueron la manifestación del descuido de la dimensión espiritual.

 

El “espíritu de confrontación” halló terreno propicio este lunes 18 de junio, con la publicación en Estados Unidos de un artículo llamado “La Democracia de Panamá se va a pique”, mientras que en la Asamblea Legislativa Nacional se intentó pasar algunos proyectos de ley en sesiones extraordinarias.

Entonces muchos descubrieron que el agua moja, al esbozar que el país se encuentra en una crisis de valores y tolerancia, al no pasa por alto las acciones imprudentes y lo que desmejora su calidad de vida.

La imagen en la televisión del Presidente bailando en un acto en medio de adolecentes a la faz del país (a mi parecer), fue la gota que desbordó el agua del vaso de la mayoría.

Esto fue inadmisible frente a los problemas existentes de un país polarizado. Sin embargo, los hechos oprobiosos ocurridos hoy martes 19 de junio, más que marcar la historia, fueron el producto de la cadena de acontecimientos anunciados y advertidos durante el ultimo año, que deben llamar nuestra atención en cuanto al curso o camino contrastado que sigue la nación a futuro.

 

Todo parece indicar que mañana cuando el poder del Señor limpie su casa ante:

1.- Las construcciones de gigantes templos sin el esmero por edificar las vidas

2.- La ausencia del don de discernimiento de Espíritu

3.- La mediocre óptica del reino de Dios

4.- La venta de milagros por la entrega de una ofrenda en reemplazo de la búsqueda del reino de Dios

5.- El servicio entretenido que reemplaza la adoración verdadera en el Espíritu

6.- El espíritu de error que obnubila la mente con auto-engaño por las cosas físicas más que por las que no se ven

7.- El acondicionamiento de actividades eclesiástica para quienes pueden pagar sacrificando el crecimiento del pueblo

8.- La pérdida del genuino amor de Dios y celo por las almas

9.- Los mensajes carentes de la Voz del cielo, y

10.- La falta de respuestas con la autoridad y carácter de Cristo a toda corrupción, y derrumbe social existente, pocos serán también los que recuerden la palabra dada por Dios a través de sus siervos enviados que indicaba que algo estaba pasando, y muchos serán los que descubrirán nuevamente que el agua moja.

 

Solo existe un Panamá en que todos vivimos, mientras el Buen Señor hace “salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos” (San Mateo 5:45).

Es verdad. El crecimiento económico es extraordinario, pero puede echarse a perder frente a la perdida de la credibilidad y la institucionalidad. Estamos bajo fuego en una guerra espiritual. Lamentablemente, la mayoría comenta y opina sobre los corruptos y faltos de valores; pero solo se quedan en eso, porque la mayoría es dependiente del modelo establecido en las últimas décadas, sin darse cuenta que los corruptos y malos solo existirán hasta que sean reemplazados por hombres con principios, valores, y baluartes en armonía con la palabra de Dios. Entonces viviremos quieta y reposadamente, con hombres de piedad y honestidad (I-Ti. 2:2),

 

¡Nuestra labor es mucho mas seria de lo que aparenta para muchos!

Debemos ordenar nuestros pensamientos, y revaluar nuestras prioridades. Mientras hay miles de jóvenes que se pierden a diario, y miles de almas mueren sin Dios, los ministros no podemos darnos el lujo de distraernos o descuidarnos. Tenemos que trabajar con mas valentía espiritual cada minuto, de cada día, de cada año que estamos en el ministerio. Muchos rogaron por estar en la viña del Señor.

 

La iglesia seria y madura en el Espíritu, ora y ayuna ante la situación que vive sin esperar que la convoquen, porque el Espíritu de verdad que habita en ella, la impele a hacerlo.   ¡Despierta tu amor patria querida!

Sign Up
%d bloggers like this: