Comunicado del Padre Carlos Pérez

Comunicado del Padre Carlos Pérez
Lo que dijo verdaderamente el Papa Francisco. Respuesta a unas expresiones del Gobernador.El Gobernador García Padilla en una conferencia de prensa esta semana citó al Papa Francisco de una manera tendenciosa, tergiversando sus expresiones. En efecto sacando de su contexto una frase dicha por el Papa, afirmaba el Primer Ejecutivo: ¿Quién soy yo para juzgarlos? refiriéndose a los homosexuales. El Gobernador de esa manera intentaba justificar la enseñanza de la conducta homosexual en el contexto educativo público, apoyando el proyecto 484 sobre la enseñanza de la perspectiva de género.
Lo primero es que las expresiones del Papa son más amplias que lo que fue citado por el Gobernador. Y por honestidad intelectual él las debió citar completas. Si las hubiera citado completa hubiera tenido que afirmar que el Papa expresó claramente que la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad estaban bellamente recogidas en el Catecismo de la Iglesia Católica. Y ¿Qué dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad? solo cito un pasaje:
Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, . Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso
A diferencia de lo que afirmó el Gobernador, las expresiones del Papa no pretenden confundir compasión con complicidad en el mal, al contrario la Iglesia sabe que ser compasivo y comprensivo con el pecador no significa amar al pecado, eso fue lo que el Papa Francisco quería decir con sus expresiones.
Todo esto me resulta preocupante. Insisto todo esto es preocupante porque esta intervención pública del Gobernador tiene la finalidad de tergiversar las palabras de una autoridad religiosa con la pretensión de justiciar el atropello vil del derecho de los padres en Puerto Rico de educar a sus hijos conforme a su conciencia.
Por eso es que debemos enmendar nuestra Constitución para que quede claro a cualquier autoridad pública con pretensión de crear un régimen totalitario, que son los Padres y no el Estado los primeros responsables en la educación de sus hijos y que la función del estado es de ayuda no de sustitución. Es claro que la libertad solo crece en un contexto de familia, y los estados totalitarios comienzan destruyendo la familia para poder destruir la libertad; por eso Chesterton afirmaba:
The family is the test of freedom; because the family is the only thing that the free man makes for himself and by himself
Estemos vigilantes de nuestras libertades. Está en juego sobre todo nuestra libertad religiosa, la primera de las libertades. Estemos vigilantes porque está en juego el respeto a la libertad y a la diversidad en un Puerto Rico democrático y pluralista.
Espero que en el futuro nuestras figuras públicas aprendan a citar y no a tergiversar. Es lo mínimo que se exige a un hombre que quiere vivir en verdad.

Photo: Comunicado del Padre Carlos Pérez<br />
Lo que dijo verdaderamente el Papa Francisco. Respuesta a unas expresiones del Gobernador.</p>
<p>El Gobernador García Padilla en una conferencia de prensa esta semana citó al Papa Francisco de una manera tendenciosa, tergiversando sus expresiones. En efecto sacando de su contexto una frase dicha por el Papa, afirmaba el Primer Ejecutivo: ¿Quién soy yo para juzgarlos? refiriéndose a los homosexuales. El Gobernador de esa manera intentaba justificar la enseñanza de la conducta homosexual en el contexto educativo público, apoyando el proyecto 484 sobre la enseñanza de la perspectiva de género.<br />
Lo primero es que las expresiones del Papa son más amplias que lo que fue citado por el Gobernador. Y por honestidad intelectual él las debió citar completas. Si las hubiera citado completa hubiera tenido que afirmar que el Papa expresó claramente que la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad estaban bellamente recogidas en el Catecismo de la Iglesia Católica. Y ¿Qué dice el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad? solo cito un pasaje:<br />
Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, . Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso<br />
A diferencia de lo que afirmó el Gobernador, las expresiones del Papa no pretenden confundir compasión con complicidad en el mal, al contrario la Iglesia sabe que ser compasivo y comprensivo con el pecador no significa amar al pecado, eso fue lo que el Papa Francisco quería decir con sus expresiones.<br />
Todo esto me resulta preocupante. Insisto todo esto es preocupante porque esta intervención pública del Gobernador tiene la finalidad de tergiversar las palabras de una autoridad religiosa con la pretensión de justiciar el atropello vil del derecho de los padres en Puerto Rico de educar a sus hijos conforme a su conciencia.<br />
Por eso es que debemos enmendar nuestra Constitución para que quede claro a cualquier autoridad pública con pretensión de crear un régimen totalitario, que son los Padres y no el Estado los primeros responsables en la educación de sus hijos y que la función del estado es de ayuda no de sustitución. Es claro que la libertad solo crece en un contexto de familia, y los estados totalitarios comienzan destruyendo la familia para poder destruir la libertad; por eso Chesterton afirmaba:<br />
The family is the test of freedom; because the family is the only thing that the free man makes for himself and by himself<br />
Estemos vigilantes de nuestras libertades. Está en juego sobre todo nuestra libertad religiosa, la primera de las libertades. Estemos vigilantes porque está en juego el respeto a la libertad y a la diversidad en un Puerto Rico democrático y pluralista.<br />
Espero que en el futuro nuestras figuras públicas aprendan a citar y no a tergiversar. Es lo mínimo que se exige a un hombre que quiere vivir en verdad.

One thought on “Comunicado del Padre Carlos Pérez

  1. Ramon A. Garcia says:

    Truth is supreme, in respect to the denial of it.

Sign Up
%d bloggers like this: