Comunicado de Prensa 4/18/2016

Raschke“Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”
(Hechos 5 versículo 29)

El Rvdo. Jorge Raschke desea manifestarse sobre las declaraciones del Secretario de Hacienda

San Juan, Puerto Rico, 18 de abril de 2016 – El Reverendo Jorge Raschke, Presidente del Ministerio Clamor a Dios Internacional y Ministro del Concilio Asambleas de Dios, desea a través de este comunicado expresar las siguientes declaraciones:

“El pasado jueves, 14 de abril, el Secretario de Hacienda, el Sr. Juan Zaragoza, se atrevió a manifestar en entrevista con el periodista Rubén Sánchez, que el departamento que él dirige, muy pronto comenzarán una investigación a las entidades Sin Fines de Lucro y en particular dentro de ese reglón a las iglesias. El manifestó que muchas iglesias son manejadas como empresas familiares y que se están lucrando bajo esa categoría de Sin Fines de Lucro.

A todas luces es una falta de respeto de su parte y de esta administración hablar de una forma tan amplia, donde salpica a todos por igual.

Cuando sabemos que la inmensa mayoría son iglesias y ministerios honestos y transparentes, que cumplen el propósito de ser portavoces del mensaje de Salvación y a la vez somos parte del llamado Tercer Sector, el cual alivia la carga del gobierno en área social, ya que trabajamos para restaurar vidas para Cristo, que a su vez es una menor carga para el país.

No olvidemos que los Centros de Rehabilitación para usuarios de drogas, es una labor que el gobierno no realiza y a través de nuestras entidades alrededor de la isla, se dedican a sacar de las calles a personas que necesitan ser rehabilitadas, como es el caso de Teen Challenge, que es un programa para rehabilitar a hombres y mujeres, programa que pertenece a nuestro concilio, las Asambleas de Dios, como este programa hay muchísimos más que realizan dicha labor.

También, debemos sumar una gran cantidad de Colegios y Universidades cristianas en el país que realizan una labor de educar, formar personas con capacidad profesional y a su vez los encaminan hacia nuestro Dios, y esas instituciones son Sin Fines de Lucro y manejadas por nuestras iglesias y ministerios.

Son muchas trabajando por un mejor país. Pudiera detallar y describir a cada una, pero son muchas las que hacen una labor para levantar a nuestro país, y las mismas son parte del llamado Tercer Sector, y que por su naturaleza son Sin Fines de Lucro.

Con estas acciones vemos que el gobierno y esta administración no valora el trabajo tan arduo que realizan estas instituciones, lo cual resulta en un problema que no tiene que manejar el gobierno, problemas que trabaja la iglesia, como rol vital para mejorar nuestra sociedad.

Frente al atropello y la forma tan vulgar que el Secretario de Hacienda manifiesta contra la iglesia evangélica, no queda duda alguna que está siguiendo las órdenes del líder autoritario y con vestigio de dictador que nos ha tocado como gobernador, el cual disfruta en perseguir y maltratar a la iglesia evangélica del país.

Le exhorto a todo nuestro liderato y pastorado evangélico a manifestarnos de forma pacífica y que NO rindamos ningún documento o reporte financiero a este gobierno blasfemo.

El gobernador y el Secretario de Hacienda le deben una disculpa a nuestros pastores y las iglesias, por los atropellos y humillaciones a las que nos han sometido, no solo a nosotros por ser iglesias y ministerios, también a todo el pueblo de Puerto Rico.

Este gobierno tiene el deber de cumplir cada parte de nuestra Constitución, y es lo menos que han hecho.

Por otro lado, si de investigación hablan, TIENEN que comenzar con investigar a la iglesia Católica Romana de Puerto Rico, la cual goza de una libertad, que incluso no se les exige ni incorporarse.

Aquí no puede haber privilegios para unos mientras otros van por la libre. Para unas cosas quieren proyectar a la iglesia católica como una religión y para otras cosas solo como representación política del Vaticano. Ellos tienen que incorporarse igual que todas nuestras iglesias, ministerios y entidades evangélicas.

Las leyes y exigencias son para todos por igual.

Los evangélicos somos ciudadanos que por nuestra formación Bíblica somos personas que respetamos la ley y el orden, pero no tenemos que aceptar el abuso y atropello como parte de una política del gobierno a las iglesias.

Si hacemos silencio y no reaccionamos a tiempo, podemos colocarnos en la misma situación que el pueblo alemán en el periodo de Hitler, que llegará el momento que no quedará nadie que pueda levantarse” añadió el Rvdo. Jorge Raschke.

Contacto: Sra. Iris Vázquez – 787-999-1472 / 787-999-1473




 
%d bloggers like this: