Compartir entre compañeros(as) en el Ministerio

Doy gracias a Dios que me permitió pasar un largo tiempo con el Rvdo. Mauricio Guidini. Fue un espacio que me hacía falta. Somos humanos, escuchamos y ayudamos a todos pero quien ayuda y atiende a los ministros? Por eso hay que tener buenos amigos.

970792_481087981974085_192558818_n

El y Elizabeth son de mi círculo de mis mejores amigos que han estado en las buenas y las no tan buenas. Han sido mis amigos durante décadas.
Son los que han salido en mi defensa cuando al yo no estar presenta ellos han visto y escuchado injusticias y frenan a los que tengan que frenar, así son los verdaderos amigos, se protegen y no abandonan al amigo que aman. No fomentan las habladurías, y eso es importante que tus amigos sean discretos y leales.
Yo he sabido pasar momentos de valle de sombra y de muerte, pero tener amigos como ellos, que te escuchan, que uno puede vaciar las válvulas, que no te fallan, de esos amigos hay pocos. Doy gracias a Dios por este matrimonio que es parte de mi vida, como sus bellas hijas.
Salí tan contento de ese rato con Mauricio que se los comparto por dos cosas, la primera: tu que eres pastor o pastora, debes tener buenos amigos para compartir y desahogarte, como también escuchar a tus amigos del ministerio y darles apoyo, porque como humanos también pasamos momentos fuertes.
Segundo, que la feligresía tiene que entender que los ministros somos humanos y también necesitamos amigos(as) en el ministerio para poder tener un espacio donde podamos compartir y sentir que somos escuchados.
Les amo mucho y no dejen de orar por las familias ministeriales,
Raschke

Sign Up
%d bloggers like this: