Cadena de Clamor al Medio Día

1001207_641709962506382_1676682045_n

Ahora mismo estoy en Fajardo transmitiendo en VIVO el programa de la Cadena de Clamor al Medio Día, a través de Radio Clamor 89.3FM. Si tienes interferencia en tu área, mientras reparamos la antena o te encuentras fuera de la isla, la otra alternativa es a través de tu Smartphone o cualquier equipo móvil con acceso al Internet: http://tunein.com/radio/Radio-Clamor-893-s30020/

Quiero aprovechar para agradecer a mi querida Revda. Iris N. Torres Padilla, presidenta del concilio – Movimiento Internacional de Iglesias de Jesucristo, ella es parte de nuestra junta y es la persona que me sustituye en muchos de los programas de televisión, que transmitimos a través de NCN Televisión (los canales de nuestros queridos pastores Otoniel & Omayra Font) y por la CDM Internacional vía satélite al mundo del Ministerio Cristo Viene). Ella es la persona que Dios ha colocado a mi lado para ser de apoyo ministerial, y me cubre en los programas de radio y televisión. Sé que Dios tiene cosas grandes…

Le pido que oren por la pastora Nannett, ella es como una hija para mí, es una mujer vertical, honesta, desinteresada y que está ayudando a mover la carreta. Oren por mi esposa Belén, por toda mi familia, por el Día de Clamor a Dios (lunes, 2 de septiembre a las 10am).

Es importante que nadie olvide que el día de Clamor a Dios es una efeméride, que pertenece a TODA la iglesia evangélica en Puerto Rico. El mundo será testigo de lo que haremos ese día en el Capitolio, lugar emblemático y ordenado por Dios. Siempre nos preguntan porque no lo movemos a un estadio, esa NO fue la orden de Dios. Estar frente al Capitolio, a la casa de las leyes es para humillarnos como Nínive.

Nínive se arrepintió y se volvieron de sus malos caminos. Jonás 3:10 cuando leemos: “…Al ver Dios lo que hicieron, es decir, que se habían convertido de su mal camino, cambió de parecer y no llevó a cabo la destrucción que les había anunciado…”

Nosotros podemos desconocer la razón por la que Dios nos ha llamado; puede ser que no sepamos la razón por la que en ocasiones nos dirija a hacer algunas cosas, pero recordemos que Él si la sabe, y que esto es todo lo que realmente importa.

Como cristianos es hora de que aprendamos que no importa la distancia que podamos correr, Dios siempre estará presente. Como cristianos tenemos que obedecer la voluntad de Dios en todo momento, y reconocer que no existe ninguna excusa para no hacerlo. No hay excusa alguna que podamos usar para justificar poner las cosas de Dios en el último lugar de nuestra vida.

Al igual que Jonás aprendió en este instante la verdadera definición de la palabra compasión, nosotros también tenemos que aprenderla. Hermanos, si las personas que están en el mundo demuestran más compasión en situaciones difíciles que un creyente, entonces: ¿qué estamos diciendo de nuestro Dios?

Es hora de que nos unamos como el cuerpo de Cristo que somos y que hagamos Su voluntad. Es hora de levantarnos e ir a Nínive y cumplir con lo que Él nos ha encargado. Así que dile a tus amigos y familiares: “Levántate y vamos a Nínive.”

Vamos todos a interceder en oración, para que en la casa de las leyes todo se haga con la base de la moral, valores, y protegiendo a nuestros hijos y la familia.

Les amo en Cristo, Raschke

Sign Up
%d bloggers like this: