Ayer domingo, 15 de diciembre

Ayer domingo, 15 de diciembre, en la mañana en la Iglesia Asambleas de Dios de Cerro Gordo Bayamon. Se cumplió lo que dijo Jesús “dejad los niños venid a mi…” Cuando finalizó el servicio se me acercó un niño de cuatros años y me dijo: quiero convertirme a Jesús, ore por mi pastor Raschke. Como no voy a orar por él, eso desató una bendición y de momento empezaron a pasar más niños al altar. Esto esto es Navidad, que Cristo reine en el corazón de cada ser humano, no importa su edad, es que entiendan que Jesús debe ser su dueño. La gloria es de Dios.

 

Bendiciones, Raschke

Sign Up
%d bloggers like this: