Amados, en Isaías 53:5 dice: “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”

Amados, en Isaías 53:5 dice: “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”

El Cristo que servimos sufrió por nosotros y resucitó de entre los muertos para darnos vida y vida en abundancia, la tumba está vacía!!!

Bendiciones, Raschke

Compártelo con otros…




 
%d bloggers like this: